tapetes con logo

 

Los tapetes con logo no dejan de ser una parte más de un comercio que quiere transmitir una imagen de seriedad a sus clientes. Cualquier persona puede comprobar este hecho por su propia cuenta dando un pequeño paseo por las principales calles comerciales de su ciudad; las tiendas más exitosas normalmente tienen una decoración muy cuidada, y entre algunos de sus detalles se encuentra por ejemplo el de colocar un bonito tapete con el logotipo de la empresa en la puerta de acceso del comercio.

De igual manera, los tapetes con logo también pueden colocarse dentro del comercio para además de servir de objeto decorativo también puedan ofrecer la práctica función de impedir que la suciedad de la calle pueda esparcirse por el interior del local debido a las zapatillas de los clientes. Al pasar por encima de los tapetes, las zapatillas quedan más o menos limpias y de esta forma toda la suciedad se acumula en el tapete de modo que el comerciante únicamente tiene que preocuparse de limpiar el felpudo un par de veces al día.

En cuanto a la forma de compra de los tapetes, cualquiera con una conexión a la red puede diseñar su tapete de forma completamente personalizada: desde el color hasta los materiales que forman el tapete, todo puede seleccionarse a gusto del cliente para que éste pueda diseñar el tapete de sus sueños sin estar limitado por las condiciones que normalmente pondría una tienda física de decoración.

topes de estacionamiento

 

Los topes de estacionamiento hoy en día deberían ser casi obligatorios en todos los aparcamientos ya que evitarían el 90% de los percances que ocurren en los garajes privados en los que las plazas tienen tamaños tan limitados que muchas veces un pequeño despiste puede dar lugar a un fuerte golpe contra el coche del vecino, el cual se va a levantar a la mañana siguiente con el disgusto de que no puede utilizar su coche para ir al trabajo o a la escuela.

Hace algunos años la excusa que usaban los conductores para no instalar los topes de estacionamiento en su plaza de aparcamiento era que este complemento resultaba muy difícil de conseguir y además salía muy caro, pero a día de hoy con todas las tiendas online que venden topes de aparcamiento lo cierto es que no hay excusa alguna para no hacerse con un par de ellos ya mismo. El tiempo de entrega anda entre las 48 y las 72 horas, de manera que es muy poco el tiempo que hay que esperar para recibir en la puerta de casa los topes que se van a instalar en el aparcamiento.

Y en cuanto a la instalación, ésta no tiene más misterio del que se ve a primera vista: simplemente hay que hacer los agujeros en el suelo y después colocar los topes fijándolos con los tornillos expandibles que vienen junto al pedido una vez se realiza la compra en alguna tienda profesional dedicada a este producto.

topes de estacionamiento

 

En los topes de estacionamiento también hay marcas de mejor calidad que otras, y es que al igual que ocurre en absolutamente cualquier asunto relacionado con los coches también hay que tener mucho cuidado en el momento de elegir un modelo de topes ya que este complemento normalmente está expuesto a todo tipo de “dificultades” –véase un coche que pierde algo de aceite y que estaciona justo encima de un tope- de manera que un buen plástico es algo fundamental para que el tope dure el tiempo suficiente como para que al menos esté amortizado después de su compra.

Con la idea de elegir una buena marca ya aclarada, el siguiente paso para comprar topes de aparcamiento es encontrar una buena tienda online que suministre con rapidez este complemento para la plaza de garaje. Gracias al enorme avance de las nuevas tecnologías, basta con tener un ordenador y una conexión a Internet para realizar el encargo de los topes sin necesidad de acudir a ninguna tienda física dado que la compra llega hasta la puerta de casa.

En cuanto a la instalación, con un taladro y un lapicero es más que suficiente para instalar los dos topes de estacionamiento que irán sujetos al suelo mediante un tornillo expandible que una vez introducido en su lugar se “expande” (como bien indica su nombre) para sujetar con firmeza los topes sin que haya ninguna posibilidad de que se desplacen con el paso del tiempo.