felpudos

Los tapetes, o también llamados felpudos, tienen la función de limpiar la suciedad que puedan tener los clientes en sus zapatillas o zapatos después de pasear por la calle. Los tapetes personalizados son exactamente lo mismo con la diferencia de que en este caso el tapete tiene impreso en su exterior un logo o un texto que elige la persona que lo compra, pudiendo así personalizar por completo el tapete incluso a través de Internet viendo en la pantalla cómo quedaría impreso un logo con un determinado color de fondo.

Y es que, por increíble que parezca, Internet ya permite incluso decorar un negocio con objetos completamente personalizados que añaden un toque de exclusividad que no se puede conseguir comprando objetos decorativos de los “de siempre”. Solamente hay que fijarse en las grandes compañías, las cuales siempre lucen orgullosas enormes tapetes en las entradas de sus edificios para dar así a entender que son una marca corporativa que cuida hasta el último detalle.

 

Lo mismo se puede aplicar a los negocios pequeños, claro está. Hoy en día la competencia es enorme en cualquier mercado, de forma que son los pequeños detalles los que pueden salvar un negocio de la ruina consiguiendo que los clientes hablen de lo bien cuidado que está el local en el que han estado recientemente, ya que como bien sabe todo empresario el “boca a boca” es la base de cualquier negocio con éxito de modo que hay que cuidar este aspecto hasta el más mínimo detalle.